Escribimos en caliente, después de haber dado un rápido vistazo a los datos. Vámos a tener tiempo para los análisis por cada barrio: ahora, hay cosas más urgentes por decir. Para entender bien qué pasó, qué va a pasar y qué tenemos que hacer nosotros mismos. Si el referéndum nos enseñó algo, sabemos que los pueblos son los que hacen la historia y, en breve,  vámos a ser llamados a grandes desafíos para los cuales se necesitará el aporte de todas y todos. Empezemos por titulares.

1. Pasó algo clamoroso. Este es el dato por donde empezar. Renzi perdió con 20 puntos de diferencia. Renzi, el primer ministro que ha gozado del mayor apoyo de las clases dirigentes en la historia de la República, el excelente comunicador, el jóven, el chatarrero. Aquel Renzi al cual los poderes fuertes de Italia se engancharon desesperadamente después del resultado insatisfactorio de las elecciones generales de 2013 y de la necesidad de recuperar consentimiento después del gobierno técnico de Mario Monti y el impalpable Letta. En resumen: estámos frente a un rotundo rechazo no solo de Renzi, sino de la estrategia que la clase dominante había pensado para seguir gobernando.

2. Renzi perdió porque no contentó los intereses de las masas. Esta es la clara verdad: si Renzi con 80 euros había interceptado una necesidad que se convirtió en consentimiento, todo lo que queda de su gobierno ha sido caracterizado por simples anuncios y medidas impopulares y pesadas. En dos años y medio de gobierno, lo hemos visto hacer cosas que ni siquiera Berlusconi hubiera hecho: Jobs Act (Acta de Trabajo, medida neoliberal de precarización del trabajo, NdT), eliminación del artículo 18 (Estatuto de los Trabajadores, NdT), Sblocca Italia (Conjunto de medidas adoptadas por el gobierno para equilibrar las cuentas, NdT) y regalías a las empresas… Ningúno de los problemas que afectan a las masas ha sido resuelto: no hay trabajo, hay muchos impuestos, falta de servicios sociales, educación y salud pública han sido penalizadas; por el contrario, la represión del Estado aumentó y el derecho de crítica de y sobre los medios se acabó.

3. El pueblo no es tonto, al contrario, está adelantado. El dinero invertido, los medios blindados, el terrorismo de los periodicos, las redes clientelares, Confindustria (Corporación de los empresarios italianos, NdT), los bancos, Marchionne ( CEO de Fiat, NdT), la UE, el embajador de EE.UU.: todo eso no fue suficiente para Renzi, porque al final el pueblo actúa de su propia cabeza. Esta es una cosa importantísima, para recordar. Las clases populares no son tontas, saben juzgar como está procediendo su vida, decir si un gobierno ha satisfecho sus intereses. En Italia, ya estámos en el momento en que ellas no se dejan atemorizar. Mese de propaganda centrada en el miedo: había que vota SÍ porque, al contrario, los mercados habrían condenado nuestro país, igual los bancos y, por fin, Grillo y Salvini habrían tomado el poder. Pues, bien, al fin y al cabo el pueblo se pasó de todo eso. Mejor un pequeño salto en el vacío que ese lento goteo. Mejor tratar de retomar las riendas de su vida que ser “responsables” (entonces, ¿por quién?). Mejor una incertidumbre que seguir votando al “menos peor”.

4. Ya basta con la arrogancia. Otro motivo, no menos importante: el pueblo está harto de quienes le dicen qué tiene que hacer, qué pensar, de quienes le ofenden, le twitean “ciaone” (“Un gran Hola”) y le engañan. Renzi fue la cumbre de la violencia: rehizo la cama también a Letta y a sus compañeros del partido. Pero, en tiempos de crisis, a cada uno de nosotros ya le toca suficiente odio, competencia, agotamiento: ¿estámos seguros que queremos otros discursos centrados en la división del país?  ¿No es necesario imaginar algo diferente, una unidad popular, por ejemplo? ¿No necesitamos, a lo mejor, otros ejemplos, humanidad y ternura? Miren: estas no son pendejadas. Nosotros necesitamos no solo soñar, sino también ver y tocar con mano otra manera de vivir. 

5. La Constitución antifascista aguanta. Por último per no por importancia, muchísimos italianos votaron por defender la constitución antifascista. Ellos votaron porque consideraron que la Carta magna no era su problema, que esta dice cosas bellas jamás realizadas. La derecha tiene ganas de contar historietas, pero muchos han puesto de manifiesto que no será facil poner las manos sobre este pasado hecho de ideales, sacrificio de los partidarios (“partigiani” en italiano), la centralidad del trabajo, de la soberanía popular, de la solidaridad y realización de la gente más allá de su clase. Muchos, ahora, quieren ver a esta constitución aplicada más que transformada.

6. No regalar esta victoria a nadie. También por eso- repitiendo a todo el mundo las motivaciones enumeradas arriba- no podemos regalar a nadie esta victoria. No a los Salvini (secretario nacional de la Liga Norte, NdT) que cabalgaron de manera oportunista esta oportunidad, ellos que son autoritarios, corruptos, amigos de los padrones. No al Movimiento 5 Estrellas que nunca habla de asuntos sociales y trabajo, que tiene ideas confundidad sobre la situación y la línea para adoptar sobre asuntos como Europa, inmigración, entre otros. Es cierto, la Liga yMovimiento 5E gozaron de una gran visibilidad mediática y seguramente en algunos territorios trabajaron y lograron politicizar la gente acerca de los contenidos. Pero, en muchos otros no existen y la mayoría ni siquiera votó por ellos, sino contra Renzi. Estas son personas que si tuvieran la posibilidad de decir su opinión, quizás de construirla, lo harían sin embargo.

7. El trabajo desde abajo funciona. Eso es lo que pasó en Nápoles, donde los protagonistas del NO no han sido la Liga o el Movimiento 5 Estrellas, sino la izquierda de base. Cinco meses de campaña, el contacto cotidiano con los territorios, solución de los problemas de los ciudadanos, capacidad de orientar y crear perspectiva, ser creíbles como personas. Nosotros somos humildes, no pensamos ser los mejores, sino que tenemos mucho que aprender. Además, debemos remarcar que unos cuantos meses de trabajo centrados sobre el asunto referendario han llevado a cabo transformaciones increíbles en las conciencias de la gente, en particular en los barrios donde habíamos trabajado más la gente tenía bien clara la puesta en juego. En nuestro territorio, el NO casi llegó al 75% y estámos ciertos que casos similares tuvieron lugar también en el resto de Italia, desde Mantua hasta Bergamo. Cuando la izquierda es arraigada de verdad en los territorios, ¡nadie puede pararla!

8. Cuidado con el espacio que se abre. Ahora va a abrirse un espacio muy peligroso, donde muchos ententarán meterse. Sobre los escombros del gobierno Renzi, seguidores de la Liga, de Grillo, fascistas, grupos de poder locales cercanos a la DC (Democracia cristiana, NdT), pedazos de la minoría del PD. Nosotros lo ponemos en claro: no tenemos algúna intención de regalar el trabajo realizado a nadie, de dejar a alguien el espacio que hemos logrado abrir después de unos años de lucha. Es que no nos podemos permitir todo eso. En el pasado, la falta de propuesta nos penalizó, hizo que desaparecieran de la agenda política asuntos como la redistribución de la riqueza, las inversiones públicas en el sector laboral, entre otros. Esta vez, no tiene que ser así. Debemos construir una alternativa desde abajo ahora, un proceso que venga de los territorios, que logre unir las diferencias para crear, al final, respuestas concretas y reales.

Ayer celebramos la victoria, porque es justo aprovechar de un momento de alegría, después de dos años de protestas, de porradas, denuncias, voucher, contratos temporales y hasta hoy nunca actualizados, hospitales cerrados y ofensas. Reconocemos que la situación se debate: puede convertirse muy peligrosa o productiva. Nos toca a nosotros hacerla deslizar hacia este segundo aspecto.

Para hacerlo, se necesita ayuda, inteligencia, habilidades de todo el mundo, también de los muchos que votaron SI porque les atemorizaban Grillo y Salvini, porque no lograban detectar alternativas, porque le daban miedo las formas súbdolas de fascismo. Renzi nos dividió, pero ahora que la equivocación se acabó, nos toca rejuntar los cascos y crear un proyecto nuevo, que se dirije a las masas. Unos dirán que es imposible, que somos débiles, que soñamos. Nosotros decimos que en estos últimos años de crisis han pasado muchas cosas raras y que, a lo mejor, la rueda se está dirigiendo hacia nosotros. Es suficiente ser valientes y acordarse, como lo gritaron el Comandante Chávez, Fidel y otros pueblos en el mundo, que “Sí, ¡se puede”!

 

Calendario

July 2019
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Potere al Popolo!

Sito di"Potere al Popolo!"

#indietrononsitorna

Come si finanzia una struttura grande e piena di attività come l’Ex OPG?

Supporta l'ex opg

Abbiamo messo per iscritto le idee che stanno alla base del nostro progetto, e tutti i modi in cui si può dare una mano.

Come partecipare

Ecco la nostra dichiarazione di intenti, il nostro programma

Cosa crediamo, cosa vogliamo

Verità e Gustizia per Ibrahim Manneh. Vittima di razzismo e malasanità

Verità e giustizia per Ibra!

Seguici su facebook

Seguici su twitter

Cassetta degli attrezzi

Conosci i tuoi diritti!

Accoglienza e diritto d'asilo

Opuscolo su contraccezione e interruzione volontaria di gravidanza

Contraccezione e IVG

Obiettivo prevenzione garantita, giusta e gratuita

Prevenzione

Manuale di autodifesa: 50 sfumature di lavoro nero... e come combatterle

Lavoro nero

CookiesAccept

NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it. Learn more

I understand