Introducción

En estas páginas, queremos compartir nuestra lectura de la actual etapa económica y política, expresar nuestro punto de vista con relación a la venidera ronda electoral en Nápoles y sobre las tareas que nos corresponden si queremos tratar de contrarrestar la crisis y las políticas que ya nos masacran desde ocho años.Esperamos, justamente, que este documento pueda volverse en la base de los futuros debates.
Antes de empezar, queremos socializar esta reflexión, una preocupación y una esperanza que nos impide dormir por la noche.
 
Los tiempos que vivimos son verdaderamente excepcionales.Desde 2008, la mayoría del mundo sufre una crisis económica histórica, la más grave de todos los tiempos. Las clases dominantes no tienen ni idea de como salir adelante de esta crisis porque, para salir de ella, habria que afectar sus ganancias y riquezas y, por supuesto, ellos no quieren que eso ocurra. No quieren concedernos nada, tambien porque estan conscientes de que el hambre se hace al comer. Pues, cierran los espacios de expresión, aporrean toda protesta, nos obligan a cumplir cada vez más sacrificios, cortan los servicios sociales básicos, suben las tarifas y, por fin, quitan nuestros legítimos derechos.
Así que día a día deslizamos cada vez mas en la barbarie de la guerra, del alambre de púas, de la explotación.Mientras que se manifiestan nuevas formas de fascismo, familias enteras hunden en la pobreza, en la vuelta de la inmigración, de la depresión.
En el mismo tiempo, miles de personas se movilizan contra todo eso.En Grecia, España, Francia, solo para quedarnos en Europa, se desarrollan movimientos que piden justicia, libertad, lucha a la corrupción, que logran conseguir rotundas victorias en los territorios, recreando comunidades ya derrumbadas e inclusive darle miedo a las clases dominantes, aterrorizadas por la idea de la subida al poder de una verdadera izquierda.
Pues, estamos frente a una situación excepcional: por un lado un gran riesgo, es decir la vuelta a una Edad Media hecha por guerras, hambre, control y manipulación de las mentes, por otro lado una gran oportunidad, aquella de un mundo más justo y humano.
Por eso creemos que en este momento, en el que muchos esquemas fueron desmoronados, tenemos que osar. Si no nos damos unos pasos, vamos a perder todo.
Piensen al mundo dentro de veinte años; si sigue así no vamos a tener más derechos, contratos, jubilaciones, sanidad... Pero, si nos levantamos con inteligencia y determinación, vámos a tener la posibilidad real de construir una sociedad cuyo poder está en las manos de la gente y no de los politiqueros corruptos, padrones, mafiosos...
Nosotros opinamos que los pueblos pueden ganar. Aunque sabemos que ahora mismo este éxito sea difícil, estamos realmente convencidos que, en un plazo muy breve, podemos poner las bases para la creación de un movimiento masivo que logre sacarnos fuera de esta crisis y regalarnos un futuro digno;pero, para lograrlo, tenemos que empezar a darle miedo a nuestros gobernantes, porque hasta que no nos teman, ellos nunca nos otorgarán nada.


La crisis italiana y Renzi

Volvámos a Italia.En nuestro país, la crisis ha procurado más daños que en otro lugar, porque afecta a una estructura economica más débil, a una situación social ya intolerable, particularmente en Sur. Para buscar gobernar esta crisis y "reformar" el pais- es decir cortar los gastos sociales y subir la tas de explotacion- las clases dominantes jugaron, despues de Berlusconi y el gobierno de los "técnicos", la carta Renzi.
El primer ministro, desde siempre orgánico al sistema político italiano, cercano a los grupos de poder derechistas e "izquierdistas", fue elegido por su rostro joven, el "Chatarrero" que se metía con la vieja política, el comunicador capaz de crear consenso.
Esto ha funcionado por un breve periodo. Sus anuncios que hacían soñar, los 80 euros, la donación de favores a diestra y siniestra, han permitido que su gobierno lograra mantenerse en el poder, aun en ausencia de alternativas creíbles.
Pero, temprano el juguete se rompió. La necesidad de obedecer a los intereses padronales condujo al Jobs Act ("Acta del trabajo", reforma del mercado laboral de corte neoliberal, NdT) y a la reforma del sistema educativo, encaradas con fuerza por todos los sujetos involucrados; los escándalos bancarios y las investigaciones de la magistradura han puesto de manifiesto cual es el bloque de poder que respalda al gobierno y sus lazos orgánicos con el mundo empresarial mafioso.Además, los recientes datos sobre el empleo y la economia han averiguado el fracaso de las políticas economicas y laborales.En unos pocos meses los italianos, ya muy escépticos frente a este gobierno que no han elegido, empezaron a tomar plena consciencia de la natura de los interes que estan tras el gobierno y, sobretodo, de la total incapacidad por parte de Renzi de dar respuestas concretas a las verdaderas emergencias del país.
Todo esto ya ha causado unos efectos políticos llamativos en este ultimo año: en las rondas administrativas y regionales del año pasado el Partido democrático perdió votos adondequieras mientras que, igualmente a nivel local e nacional, perdió pedazos y tuvo que recurrir a Verdini (viejo brazo derecho de Berlusconi) para apuntalar su propria acción de gobierno.
Apretado por las ordenes de la Unión Europea y Confindustria (asociación nacional de los empresarios, NdT), criticado aún mas a menudo por debajo, por los trabajadores y ciudadanos, el primer ministro se siente en peligro y reacciona de manera agresiva.
Pero, si para Renzi el presente no es de los mejores, el porvenir podría revelarse en serio un desastre.


La situación economica italiana y el fracaso del gobierno

Como acotó recientemente Mario Draghi (presidente del Banco central europeo), desde el punto de vista económico, podríamos enfrentarnos a un nuevo relajamiento de la Eurozona. Para Italia, que generalmente tiene previsto resultados peores que los demás, eso podría significar el anulamiento de aquel ya arriesgado +0,7% del PIB conseguido en 2015, a lo mejor nada menos que el comienzo de una nueva recesión.
Un escenario absolutamente pésimo para Renzi, si pensamos que en el marco economico, la estrategia del ministro Padoan se fundamentaba sobre la tesis segun la cual el crecimiento internacional no se habria parado. Sobre la base de estas optimistas, para no decir fantasiosas, previsiones, el gobierno ha contribuido ulteriormente a la subida de la deuda pública afin de buscar los recursos para destinar a los varios beneficios hechos a los padrones come el recorte del IRAP( impuesto regional sobre las actividades productivas, NdT), la baja de cotaciones para los recién empleados, un programa de desfiscalizacion y financiamientos a las obras publicas inutiles y dañinas para el medioambiente.
La idea del gobierno se centraba sobre el hecho que nuestra economia se habría atado, gracias a las politicas monetarias del BCE, a una tendencia positiva a nivel continental, de manera que lograra conseguir un poco mas que un puntito de crecimiento en 2016, útil para ver aumentar los ingresos fiscales y, por consiguiente, lograr respetar los vinculos presupuestarios; además, este "éxito" ha sido util para contar a la opinion publica que gracias al Jobs Act, al "Sblocca Italia" y otras contrarreformas, habíamos finalmente salido de la crisis.
Lamentablemente para ellos, este verano el contexto económico internacional ha arrancado a empeorar muy rapidamente y asì el castillo de naipes creado por el ministro Padoan esta colapsando. Asi que todos los problemas, escondidos debajo del alfombra, han salido a la luz, subrayando la completa inconsistencia de la acción politica del Ejecutivo.
Un momento realmente duro para el gobierno porque, si no tuviera que lograr el equilibrio de las cuentas en 2017, estallarán las famosas "cláusulas de salvaguardia", es decir un fuerte y generalizado aumento de la presión fiscal, algo que provocaría el fin politico de Matteo Renzi.


La ronda electoral

Renzi se encuentra, pues, en su momento de mayor dificultad a jugar el partido de las elecciones administrativas( municipales y locales, NdT) y del referéndum constitucional de octubre. Empezemos por el voto del 5 de junio, que verá involucradas las mayores ciudades italianas y que tiene- por cantidad( aproximadamente 13 millones y medio de electores llamados a expresar su voto)-un relevancia nacional.
Ahora, el PD podría salir maltrecho de estas elecciones administrativas. Todas las encuestas le dan el 30%, muy lejos de quel 40% de las elecciones europeas de apenas dos años antes, y el proyecto del "partido de la nación" ya parece declinado. De hecho, si examinamos las primeras tres ciudades italianas( Roma, Milan, Nápoles ), cuyos resultados inciden muchísimo desde siempre sobre la politica nacional, remarcamos como en ningún caso el éxito de un candidato PD sea descontado, ¡al contrario!
En Milan, aunque Sala( el candidato del PD al alcaldía) goce de la sobrexposición mediatica obtenida gracias al EXPO( que está revelándose aún más una estafa), la situación no es asi definida y la inesperada recomposición del centro-derecha a nivel local representa una amenaza creíble a la imposición del bloque gubernamental.
En Roma, las dificultades son aún más manifestas.El PD romano, después de los asuntos de corrupción relacionados a Ignacio Marino( ex alcalde de la ciudad) y "Mafia Capital" se encuentra en el año cero; lo mismo puede decirse para la derecha post- Alemanno que se encuentra dividida como nunca más, postulando hasta tres candidatos. De este contexto los miembros del Movimento Cinco Estrellas salen favorecidos postulando una candidatura "creíble", con una estructura local obscura a las espaldas en lo que pertenece a los numeros para ganar y a las competencias, además que capaz de dialogar con una parte de los movimientos sociales.
Por fin, volvámos a Nápoles.


¿Qué está pasando en Nápoles?

En este momento, Nápoles es la batalla-estrella en el marco de las elecciones administrativas para Renzi. Las elecciones en nuestra ciudad representan una prueba fundamental para el gobierno por razones de corte simbólico y substancial. Por eso Renzi, que desdeñó por dos años la ciudad, se presentó aquí más veces substituyéndose, de hecho, a Valeria Valente(candidata a la alcadía de la ciudad, NdT) en la campaña electoral. Por otra parte, el PD en Nápoles arriesga realmente un derrumbe epocal y, mientras que Roma fue dada por perdida y para Milán ya ha sido hecho todo, por lo que se refiere a Nápoles el PM todavía piensa en la posibilidad de recuperar lo perdido. Quizas él no piense en ganar, sino de poner trabas al gobierno del alcalde saliente De Magistris, municipalidad tras municipalidad; es por eso que (Renzi) tuvo contactos muy amigables con Lettieri, el candidato de Berlusconi y de todo el bando de centro-derecha en la ciudad.
Pero, ¿por qué este ensañamiento? Con el asunto de Bagnoli y la firme oposición a la intervención judicial por parte del gobierno central sobre el ex complejo industrial, De Magistris ha encarnado el sentir de muchos que se oponen al enorme poder de Renzi. En las instituciones nadie, ni siquiera los miembros del Movimiento Cinco Estrellas, ha logrado hasta ahora crear tanto problemas al ejecutivo nacional. Pero, a pesar del caso Bagnoli, en estos ultimos anos muchas de las medidas tomadas por la administracion han sido contrarias a las orientaciones nacionales.
A pesar del estado de predesarreglo económico, De Magistris y sus juntas no procedieron a externalizaciones y privatizaciones:
1)sobre el asunto de la basura, ellas no permitieron la construcción de incineradoras sino apuntaron a la recogida puerta a puerta;
2)abandonaron el sistema impuesto por la agencia nacional Equitalia, articulando su proprio servicio de recaudación fiscal;
3)respetaron el voto a favor de la preservación del agua público, quitándola a los privados, convirtiendo la vieja SPA( Sociedad para acciones, equivalente de la Sociedad anonima, NdT) en una sociedad de pleno derecho publico;
4) se apropiaron de la gestión del patrimonio inmobiliario, quitándolo a la especulación de la sociedad del empresario Nicola Romeo (cercano de unos grupos mafiosos);
5) quitaron muchos espacios de acción a unos grupos de poder locales etc.
Sin añadir la intervención sobre asuntos de carácter simbólico, pero de amplitud política general, como el respaldo a la causa palestina y curda, a la lucha del pueblo griego, su postura de abertura y acogida hacia los migrantes.
En suma De Magistris, en la última parte de su mandato, hizo del anti-renzismo un rasgo distinctivo y por eso las elecciones napolitanas de 2016 representarán no solo un voto local, relacionado a la gestión del territorio, sino también un voto político.
Nápoles no es solo De Magistris, ¡al contrario! La misma elección de De Magistris en 2011 fue posible gracias a la acumulación de fuerzas de los movimientos que luchaban contra los vertederos, por el agua público, por las protestas estudiantiles y contra la camorra y la corrupción.
En los ultimos años, estos movimientos no han refluido, sino se han desarrollado y articulados en los territorios de origen: comités, comunidades informales, asociaciones que actúan en el marco de la solidaridad, de la recuperación de los bienes abandonados, y que responden a las necesidades concretas de la población.
Experiencias come la nuestra denominada “Je so’ pazzo”( Yo soy loco) no son aisladas, sino expresasan la voluntad comun de participación, democracia, de resolver los pequeños y grandes problemas que a diario nos agobian. En el pasado, chocamos muy duramente con la administración municipal, pero no es que somos ciegos frente a las potencialidades del “experimento Nápoles”.
Nápoles es un laboratorio en el que se prueba un modelo verdaderamente “otro” frente a todo lo que vemos en otras partes de Italia. Se trata de un modelo que, si tuviera que refinarse y reproponerse de forma más organizada, podría ser exportado en poco tiempo constituyendo una alternativa real a las fuerzas políticas que hoy en día hegemonizan la politica institucional, limpiando tambien la mayoría del ceto politico parásita de la actual izquierda.
Una alternativa real, experimentada, capaz de encarnar el sentimiento de todos aquellos que sono los sujetos históricos de izquierdas en Italia, de aquellos que fueron y aún son los electores del PD los cuales votan a regañadientes o replegan en los Cinco Estrellas o directamente se van por la abstención.
Es por estos motivos que Nápoles es una encrucijada tan importante para Renzi, porque podría revelarse su Waterloo, su fracaso. El primer ministro conoce la situación y así decidió intervenir decisamente la campaña electoral local, no solo prometiendo fondos( que ya habían sido asignados y correspondían a los napolitanos), sino también encontrando y dialogando con pedazos de aparato, de Bassolino a De Luca( actual gobernador de la región Campania), que nunca antes quiso encontrar.
Todo esto se realizó porque el PD de Renzi puede controlar unos pocos territorios en Italia y está obligado a depender de jefes locales y sus relaciones corruptas para ganar.


¿Cuál es nuestro quehacer para estas elecciones?

Si el análisis desarrollado hasta aquí es justo, creemos que hay que dar un empujón al gobierno Renzi, representante de uno de los proyectos polí ticos más reaccionario de las ultimas décadas. Si Renzi va a caer, no por maniobras de poder o dejado de lado por arriba, sino a través de una heterogénea movilización por debajo, la acción de las clases dominantes será seguramente inhibida y, pues, su intento de oprimirnos será aún más ralentizado o impedido.
Es por eso que pensamos en que el momento es decisivo y que una caída de Renzi puede dar paso a las reivindicaciones populares y, entonces, seremos muy claros. Ningún intento de irnos por las ramas:creemos que la claritud y la sinceridad deben ser las dotes de los revolucionarios.
Y tambien por eso intervenimos solo ahora que las listas electorales están cerradas y, pues, no hay alguna posibilidad de ambigüedad; nosotros vámos a respaldar, a votar y invitar a votar Luigi De Magistris en esta ronda electoral.
No tenemos algún interes particular, no pedimos algún compromiso con respecto a los asuntos que afectan a nosotros o a los demás espacios sociales de esta ciudad que, en nuestra opinión, se defienden muy bien a solas; no debemos nada a nadie y pensamos en tener que responder de nuestras elecciones solo frente al pueblo.
Entonces, tomamos esta opción porque creemos que es un deber apoyar a quien hoy en dia se opone al autoritarismo de Renzi - el cual nos invita a “dejarle hacer” las reformas, a no meterse con él, a ir a la playa y a no votar (como en ocasión del referendum contra perforaciones petroleras), que necesita un pueblo súbdito, mientras que nosotros lo queremos soberano.
Elegimos respaldar a quien, ahora mismo, está respetando los valores de las masas populares, es decir la consciencia y la participación.
¿De Magistris dará en el blanco? Pensamos que depende también de nosotros mismos, de nuestra capacidad de sacar adelante un proceso que haga de Nápoles un baluarte contra Renzi y contra todos aquellos que nos quieren callados y mudos para decidir mas comodamente sobre nuestras vidas. ¿Podemos hacer mejor, aún más? Claro que sí, pero tambien esto depende de nosotros, de nuestra capacidad de impulsar esta experiencia, de hacerla arraigada y capilar, “popular”, de empujarla aún más hacia los asuntos más urgentes de la justicia y equidad social.
Opinamos que es el momento de comprometerse, más allá de todo cálculo utilitario o de postura táctica, en pos de un fin superior.
Es la primera vez que, como individuos y grupos, vámos a las urnas para las elecciones. Eso porque nunca hemos creído, ni siquiera ahora, que el cambio social pase por una votación. Claro, nunca hemos sido abstensionistas por principio: creemos- como siempre lo han concebido los comunistas- que en la lucha politica pueden ser empleados todos los medios necesarios. Nunca tuvimos la oportunidad de votar a alguien que fuera ajeno a los centros de poder, tuviera unas posibilidades de influir y se fuera, también solo por un breve trecho, en la misma dirección del pueblo.
Por esos motivos tambien en la ronda de 2011 nos abstenimos, aunque De Magistris se postulara contra el centro- derecha y el centro- izquierda, porque no nos convencía su procedencia de la magistradura, su retorica legalitaria, su agrupación demasiado trasversal. Creemos que los primeros anos de su administración nos han dado la razon: a pesar de que él no haya hecho ni un paso atrás contra las camarillas dominantes, su propria acción de gobierno estaba confundida, muy poco influyente, particularmente en relación a las periferias y los barrios populares, pensando que algunos pedazos del centro-izquierda podían recuperarse. Hace dos anos el planteamiento de gobierno cambió y la actuación de la administración alcaldera permitio que, por primera vez en absoluto, las reivindicaciones procedentes por debajo pudieran alcanzar las oficinas, ser escuchadas, sin mediaciones partidistas o clientelares.
Votare a De Magistris quiere decir expresar un voto contra Renzi, contra las politicas neoliberales y el bloque de poder que representa, pero significa también votar por:
1) impulsar todo aquello que durante estos cinco años ha sido hecho;
2) para asegurar agibilidad a todas las realidades comprometidas en proyectos de solidaridad y mutualismo;
3)para profundizar un modelo de relación centrado en el pueblo que, en lugar de sufrir las instituciones, se organiza de manera autónoma y exige que las instituciones mismas hagan lo que el pueblo necesita, quitándolas asi a los intereses de los capitales y especuladores.
Votar a De Magistris no es simplemente votar a alguien que no es peor que los otros, sino votar para tener abierto un espacio de oposición y de propuesta que podría volverse contagioso y expandirse a otras ciudades, cambiando los equilibrios en el país. Un espacio que nosotros los movimientos y activistas tenemos que comprometernos en ampliar y a caracterizar. De hecho, en Italia -lo hemos visto dando una vuelta en más de 70 ciudades para la presentación del libro “Donde están los nuestros”- existe una capilaridad de la izquierda en los territorios, una increíble generosidad de los militantes, una gran demanda de revancha y de valores come la justicia y la igualdad. Si esto empezara por construirse, por organizarse, por alcanzar prácticas comunicativas con las masas y un contexto de acción general, una perspectiva fuerte tambien dentro de las instituciones a los más altos niveles, los padrones y las camarillas tendrian que comenzar a tener miedo de veras.
Desde hoy, empieza nuestra campaña electoral, una campaña muy diferente de las demás. Nosotros no vámos a pegar carteles, a distribuir folletos, a hacer cenas de gala sino, con la credibilidad de quienes no tienen intereses, iremos a dar una vuelta sugeriendo de votar a una idea, una perspectiva aún en construcción, no una persona en su singularidad.
Vámos a desenmascarar con todos los medios que tenemos los intereses especulativos y criminales que están detrás de los otros dos candidatos, Lettieri y Valente. Cada cual puede buscar estos materiales en internet, pero es muy difícil lograr componer un cuadro unitario: por lo contrario, cuando se mira este cuadro se entiende el riesgo que cae sobre nuestra ciudad si uno de los dos fuera elegido.
No vámos a limitarnos a la contrainformación. Hablaremos con toda la comunidad que acude al ExOPG, con miles de personas que nos apoyan, para escuchar qué han de decir, para socializar nuestra razones, para tratar de entender en que marco incidir.
Finalmente, vámos a concretizar, ya durante la ronda, un verdadero control popular: pretendemos crear un grupo de “antimafia social” que irá a averiguar, por cada centro electoral, que todo se desarrolle regularmente dentro y fuera de las secciones. Muchas veces en Nápoles las votaciones han sufrido la influencia de fraudes, de intereses de la camorra y clientelares. También esta vez la situación será la misma. Ya hemos recibido una muestra con las primarias del PD. Nosotros queremos vigilar desde abajo, hacer que se respete la voluntad de los ciudadanos y por eso invitamos a todo el mundo, particulares y fuerzas sociales, a organizarse junto a nosotros.


¿Y despues de las elecciones?

Nuestra tarea de “vigilantes” no culmina el 5 de junio, no estámos firmando un cheque en blanco ni tampoco una delegación, sino eligiendo empujar más adelante un proceso diversificado de renovación de nuestra ciudad y dar una contribución a la constitución de un frente, amplio y compacto, contra el gobierno Renzi.
Nuestra actividad militante no cambiará mucho. Haremos lo que siempre hemos hecho, es decir desarrollar, mediante las luchas, el poder popular. Trataremos aún más de articular, empezando por los barrios en los que vivimos, el control desde abajo, la intervención de los problemas reales.
Seguiremos respirando sobre el cuello de cada cual gane estas administrativas.
No solo porque pensamos que el control popular ( de la Salud, de la Educación, del gasto público, etc.) es politicamente justo, que hay que seguir decidiendo como determinar su proprio futuro, sobre todo después de haber puesto una X en la papeleta electoral, sino también porque creemos que es el método más eficaz para que las cosas se modifiquen y mejoren: solo quien esta abajo sabe y ve ciertas cosas, quien en su día a día se encuentra frente a obstáculos o malversaciones.
Nosotros pensamos que en tiempos de crisis y de recortes a ni un solo euro de las trasferencias estatales tieneque ser perdido o quitado al pueblo. Para conseguir este éxito no es suficiente una solo persona, por ser solo honesta.
Además, seguiremos llevando adelante decenas de actividades sociales en las que estámos comprometidos cada día. Esto principalmente por tres razones: antetodo, (estas actividades) son una reacción concreta a las arremetidas contra el welfare, a la crisis economica, que seguirá mordiendo a pesar de quien ocupe el cargo de alcalde. Luego, porque nos llevan en contacto con los demás, nos hacen entender los problemas, nos indican las soluciones a practicar; en tercer lugar, porque enseñan a las personas la autogestión, la autorganización y entonces producen, en contacto con las condiciones concretas y no en laboratorio, sujetos capaces de tomar el poder, local y nacionalmente, y de ejercerlo en conexión con el pueblo.
Por fin, nos echaremos con todas nuestras energias en la batalla por el NO al referendum constitucional de octubre.
Sobre esta batalla, Renzi esta jugándoselo todo a la carta: si su reforma no pasará, prometería hasta volver a casa. Eso porque el PM ha concebido la reforma constitucional como la madre de todas las reformas, aquella que asegurará la gobernabilidad del país, es decir su impenetrabilidad a los pedidos de abajo.
Se trata del más clamoroso intento de reducción de los espacios democráticos y de concentración del proceso decisional que nuestra historia republicana haya conocido.
El conjunto legal dispuesto de la reforma constitucional y de la nueva ley electoral provocaría una deriva autoritaria muy difícil a obstaculizar y de los resultados ciertamente negativos. Es por estas razones que, también a pesar de la conexión de la suerte politica de Renzi con aquella del referéndum, el voto de octubre es central para todos aquellos que se cuidan de la democracia.
Con esta batalla, podrian crearse inéditos escenarios nacionales y un movimiento que sepa trabajar juntos, a pesar las inevitables diferencias, en la lógica de una mayor unidad y, por consiguiente, eficacia; de manera que, si Renzi perdiera el referéndum, podrían abrirse nuevas circunstancias, donde ocuparían un gran relieve fuerzas no revolucionarias, pero por lo menos progresistas, algo que nos da tiempo y alivio para poder organizarnos y consolidar en víspera de un nuevo y más potente ataque.


Los límites, los riesgos...¡pero aún más el entusiasmo!

Es obvio que todo el escenario descrito está muy confundido, expuesto a cambios repentinos, hasta dependiente de las opciones de actores politicos individuales, sea Renzi, De Magistris u otro.
El proprio complejo proceso social encabezado por Luigi De Magistris es bastante frágil y heterogeneo. Si el alcalde saliente tiene el merito de haber logrado dialogar con todo el mundo, de haber quebrado el “recinto” de la izquierda y de haber llevado las ideas de los movimientos sociales y hasta de los comunistas dentro de amplios sectores de la ciudadania, en el mismo tiempo no estamos frente a un real movimiento popular, sino a un proceso que aun tiene que construirse y arraigarse.
Claro, el activismo civico está creciendo en todas sus formas, unos sujetos que hace poco tiempo eran ajenos a la política y enganchados de manera estable a unos notables, empiezan ahora a moverse y pensar con su propria cabeza, frente a la mayoría de la ciudad que se queda a ún muy indiferente; esta, o se limita al voto o se abstiene ( en las elecciones del año pasado solo el 48% de los napolitanos fue a votar)!
En suma, para hablar de un verdadero movimiento popular, faltan los numeros y tambien la calidad, el riesgo de ponerse en juego, la determinación. Tras la retorica de la “revolución”, se vislumbra el vacío. Actualmente, solo hay muchos estímulos que no encuentran síntesis política y no producen formas correspondientes. Nosotros pensamos que la participación no se hace sobre la mesilla y que los procesos populares no se hacen por deliberación, aunque la acción “por arriba” pueda seguramente ayudar a abrir unos espacios: solo en la lucha y acción molecular y incesante el pueblo tomara confianza e inventara sus propias formas para imponerse, sean asambleas, manifestaciones callejeras, movimientos sociales.
Ademas- aqui llegamos al segundo limite de esta experiencia- De Magistris ha encarnado ciertamente un sentimiento, ha logrado reunir en su entorno personas muy diferentes, ha logrado hacerse catalizador de un orgullo y de un rescate pero, para llegar a un cambio real, se necesita una estructura organizativa. Tras De Magistris no hay partidos y esto puede estar bien, pero ni siquiera un aparato o dirigentes capaces. Como demuestra el hecho de la composición de las listas, el alcalde no tiene un colectivo que pueda tolerar, no digamos un nivel de confrontación duro ( y en estos tiempos puede volverse duro en serio, come en el caso del actual primer ministro griego Tsipras), pero ni siquiera el control de su proprio personal político que, por otra parte, está enriqueciendose de tránsfugos del “bassolinismo” y del PD en busca de una realocación.
De Magistris se encuentra así en llenar, a menudo con unas soluciones chapucheadas, de vacíos organizativos, pero tambien en el marco teórico, de perspectiva política, de análisis economica que, en realidad, afectan la izquierda toda. El riesgo es que los vacíos sean colmados por imagenes y sentimientos, algo que por otra parte no nos sentimos, porque la ruptura que tenemos que llevar adelante en Italia o frente a las frías cifras de la UE es tambien antropológica; en el mismo tiempo, sabemos que imagenes y emociones no pueden resolver los problemas de Napoles, del Sur de Italia y de todo el país, que necesitan respuestas concretas, sobre todo en el marco laboral, de la salud, de la educación, del transporte público.
Estos no son problemas que afectan solo De Magistris o que pueden serle imputados. Todos estamos llamados para construir y potenciar este movimiento. Nosotros confiamos en el colectivo porque creemos que un hombre solo puede hacer muy poco. El puede abrir una ruta- claro- pero puede tambien traicionar, cambiar, sometido a todo tipo de presión, apartado.
No confiamos en las figuras salvadoras. La historia está escrita por los pueblos, no por los individuos. Son los pueblos a escribirla a través de las organizaciones e instituciones que se dan, la cultura que producen, el imaginario que saben sugerir.
“Zapatismo con peculiaridad partenopea” es un fórmula hermosa. Es forzada, pero hay unas analogías: cuando en 1994 los zapatistas aparecieron, fue una iluminación para muchos. Pero,
¿no se había dicho que la caida del muro de Berlin puso punto final a todo, que el comunismo fue vencido para siempre?
El Subcomandante Marcos y sus compañeros probaron que no fue así, que la historia sigue, que el orden constituido puede quebrarse todavía. Con todo lo que deber ser cambiado, también en la Italia de la crisis ya parecía que nada se moviera, que tuviéramos que tragar Renzi y otros sacrificios y luego empezó, por lo menos en Nápoles, un proceso que habla de mutualismo, cooperación, decisión, socialización.
Aquí terminan las analogías, por dos razones: primero, Marcos tenía un ejército, por débil que fuera. Habían planificado por años sus acciones, se habían entrenado, habian estudiado. No era una “Armada Brancaleone”, no fue el azar en forjarlos, ellos lo quisieron, y estaban listos a morir para afirmar su derecho a vivir. Segundo, Marcos se definía un “sub-comandante”, porque pensaba que por encima de él había solo el pueblo, que todo empezaba y terminaba allí.
Otra forma de decir cual será el resultado de este proceso sólo depende de nosotros, de todos nosotros, por lo que las masas tomen conciencia e imponen sus representantes y las clases dominantes lo que es legítimamente suyo.
En resumen ,depende de como sabremos convertirnos en ejército, no sólo en Nápoles , sino en toda Italia, de la cantidad de conexión orgánica que lograremos desarrollar con nuestra gente.
Visto desde aquí , desde abajo , no podemos sino sentir una emoción y una oleada de entusiasmo por esta historia que percibimos de nuevo como nuestra, nos sentimos una vez más que lo estámos haciendo.
Al desilusion tan típica de este momento historico, preferimos un poco de encanto, lo que hace " muy fuertemente desear ", como decía Gramsci. Porque nada se ha hecho nunca en la historia sin este encanto , sin creer ni un poco , sin el entusiasmo de los que apuntan hacia arriba , porque ellos tuvieron , una vez, una intuición.
No es por azar que elegimos llamarnos “Je so’ pazzo”.

 
¡Osar combatir, osar ganar!
¡Poder al Pueblo!
 
 

Calendario

December 2019
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Potere al Popolo!

Sito di"Potere al Popolo!"

#indietrononsitorna

Come si finanzia una struttura grande e piena di attività come l’Ex OPG?

Supporta l'ex opg

Abbiamo messo per iscritto le idee che stanno alla base del nostro progetto, e tutti i modi in cui si può dare una mano.

Come partecipare

Ecco la nostra dichiarazione di intenti, il nostro programma

Cosa crediamo, cosa vogliamo

Verità e Gustizia per Ibrahim Manneh. Vittima di razzismo e malasanità

Verità e giustizia per Ibra!

Seguici su facebook

Seguici su twitter

Cassetta degli attrezzi

Conosci i tuoi diritti!

Accoglienza e diritto d'asilo

Opuscolo su contraccezione e interruzione volontaria di gravidanza

Contraccezione e IVG

Obiettivo prevenzione garantita, giusta e gratuita

Prevenzione

Manuale di autodifesa: 50 sfumature di lavoro nero... e come combatterle

Lavoro nero

CookiesAccept

NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it. Learn more

I understand