Està claro, estamos locos: porqué creemos que no sea natural lo que mucha gente cree sea la normalidad: la miseria, la explotación, la guerra de todos contra todos, la devastación medioambiental. Estamos locos porqué creemos que, si nos ponemos juntos, todo puede cambiar. Por lo tanto sabemos que no es correcto limitarnos a protestar, pero hay que declarar claramente dónde queremos ir y de qué manera. Aquí hay nuestra misión, nuestro programa. Que es lo mismo compartido por millones de personas que en estos años de crisis lo pidieron fuertemente con huelgas, peticiones, marchas, ocupaciones...Ahora queremos analizarlo, especificarlo y lograrlo todos juntos. Para lograr un inmediato cambio real.


1. Queremos la libertad. Queremos una democracia real.

Estamos seguros que cada ser humano debe tener la oportunidad de determinar su propio destino. Hoy, sin embargo, no estamos libres, ni como individuos ni como colectividad. El poder está en las manos de unos pocos - los bancos, las corporaciones, los gerentes, los mafiosos - que con el dinero controlan la política y las instituciones. Por esta razòn, la única ley que cuenta es el de la ganancia y la corrupción està extendida en todos los niveles. Queremos cambiar la formas actuales de gobierno, que están diseñados para excluirnos, y realizar una verdadera ‘democracia’, que literalmente no significa otra cosa que ‘el poder del pueblo’. Queremos controlar, desde el bajo, todas las administraciones y crear nuevas formas de participación, que reflejan nuestras verdaderas necesidades y intereses.

 

2. Queremos trabajar todos y trabajar menos.

Creemos que todos deben contribuir al bienestar de la comunidad con el trabajo, de cada uno según su capacidad, a cada uno según sus necesidades. Hoy en día hay quienes se ven obligados a matarse a las horas extraordinarias y que está en la desesperación porque no puede encontrar un trabajo, hay personas mayores que les gustaría retirarse, pero no pueden y jóvenes condenados a estar inactivos. El mismos desarrollo tecnológico que bien podría aliviar la fatiga y hacernos trabajar menos tiempo, sólo produce un aumento del desempleo y de la explotación. Esta organización del trabajo no tiene sentido: sólo es funcional a los beneficios de los bancos y de los propietarios. Queremos luchar contra las decisiones políticas y económicas que producen el desempleo, la explotación y la emigración, queremos una distribución igualitaria y la organización del trabajo y que mejore las capacidades de cada uno. Pensamos que contra la negativa de los empleadores para asegurar el pleno empleo, contra las multinacionales que toman el dinero y luego se escapan, se debe responder por la eliminación desde sus manos de los medios de producción y dándoles a la comunidad, para que todos puedan tener un trabajo y un alto nivel de vida.

 

3. Queremos la redistribución de la riqueza.

Creemos que todo el mundo debería ser capaz de disfrutar de la riqueza que es el fruto del trabajo de todos. Hoy, sin embargo, nuestra sociedad se caracteriza por los altos niveles de riqueza y, al mismo tiempo, desde el más alto nivel de desigualdad en la distribución de la riqueza. Esta es una demostración práctica de que el capitalismo no funciona. Estas enormes riquezas son el resultado de un robo constante que se lleva a cabo por medio de los bajos salarios, la inseguridad, el trabajo negro, las bajas pensiones, la evasión fiscal y la corrupción. Queremos volver a tener todo lo que nos fue quitado, inmediatamente utilizar para fines sociales toda la riqueza que producimos todos los días.

 

4. Queremos viviendas para todos y ciudades habitables.

Creemos que la casa es un derecho. La vivienda es una necesidad básica, como comer, beber y respirar. Hoy, sin embargo, la posibilidad de tener una casa se ​​relaciona con el ingreso disponible para comprarla o alquilarla, o para llevar a los bancos y los propietarios de un beneficio. Los bancos y los especuladores establecen los precios del mercado y toman incluso las casas vacías, empujando más y más personas en los suburbios lejanos y inhabitables. Queremos un grande plan de vivienda de interés social que incluye la remodelación de propiedades disponibles en nuestras ciudades, un moderno control de los precios que contenga los alquileres, queremos lugares verdes y reales servicios de transporte público para hacer la vida más fácil para los habitantes de los suburbios y los pendulares.

 

5. Queremos la protección de la salud, del medio ambiente y de los territorios

Creemos que la salud sea algo esencial, el índice en el que se mide el progreso de una sociedad y que este no puede estar subordinado a la cuenta de los intereses privados, tales como los de las compañías farmacéuticas. Hoy en día, sin embargo, sólo los que pagan pueden acceder al servicio de salud de calidad y pueden hacerlo sin tener que esperar sin fin para una visita o un examen clínico. La sanidad pública está cada vez más vinculada al patrocinio privado y político. Queremos una atención médica gratuita, eficiente y con sujeción al control popular, queremos un aumento en las campañas de prevención. Derecho a la salud para nosotros significa también la seguridad en el lugar de trabajo, el fin de la contaminación ambiental y la devastación de las ciudades; queremos reglas claras que se siguen, la recuperación de los territorios y su nivel de seguridad, un plan de mantenimiento hidrogeológica.

 

6. Queremos que la educación sea accesible a todos, libre y de calidad.

Creemos que la educación y la cultura deben estar dirigidas a los avances de la persona y de la comunidad. Hoy, sin embargo, el sector de la formación y lo de la educación son cada vez más privatizado, no hay suficientes jardines de infancia y guarderías, los programas están estandarizados; hay buenas escuelas y universidades de serie A - que se pagan muy caro – y otras de serie B - que se encuentran en estado ruinoso, que carecen de estructuras, incluso del equipo básico (desde los gimnasios, los laboratorios, hasta el papel higiénico), y que ofrecen un servicio mediocre. Queremos una educación accesible a todos, subvenciones y servicios de estudio para estudiantes, programas de asistencia del usuario y estructuras para los niños que sufren de discapacidades físicas o mentales, escuelas públicas y utilizable. Queremos una educación que nos enseña a decidir por nosotros mismos y no a obedecer ciegamente, a cooperar y no a competir, para mejorar nuestras inclinaciones, a cuestionar constantemente a nosotros mismos y mejorar junto con los demás.

 

7. Queremos lugares de encuentro y cultura, queremos deporte para todos.

Creemos que el ser humano, para poderse realizarse plenamente, necesita mucho más que ver satisfechas sus necesidades básicas. Alimentar su mente y cuidarse de su cuerpo son necesidades importantes, que deben ser garantizados a todos. Hoy, sin embargo, tenemos que pagar para los deportes, para leer, escuchar un concierto, ver una película o disfrutar del arte. No tenemos lugares donde podemos discutir libremente, en los que haya música, arte, deporte fuera de las normas comerciales y la competencia salvaje, donde hacer experiencias diferentes, donde jugar y poner nos en contacto con los demás: en lo que hay hoy sólo se aplican los dictados de la ganancia. Queremos lugares de reunión, gimnasios y campos de deportes, queremos acceso a cines, teatros, conciertos y todo lo que necesitamos para desarrollar como seres humanos. Pensamos que si el Estado no garantiza todo esto es legítimo tomar lo que necesitamos y asignarlo a la utilización de la comunidad.

 

8. Queremos justicia.

Creemos que la justicia no coincide con la ley, más bien que muchas leyes sean claramente injusta. Creemos que la ley debe estar al servicio de las personas, la protección contra los abusos y las injusticias y no debería perpetuar un sistema equitativo. Hoy, sin embargo, la ley sólo protege a los privilegiados: las cárceles están llenas de personas que han cometido delitos menores, mientras que los políticos corruptos o los autores de las mayores estafas y fisura financiera si van alrededor sin ser molestados. La ley protege a los que quieren despedir trabajadores y no a quien protesta porqué ha perdido el trabajo, la ley protege a los que guardan sus propiedades vacantes y no a quien lucha por su derecho a la vivienda. Queremos cambiar las leyes que no se hacen en el interés de la mayoría, y sustituirlas por otras que, en materia de justicia penal, fiscal y pública, garantizan la igualdad formal y, de hecho, el derecho a la libertad, la realización personal y una existencia segura.


9. Queremos el fin de las discriminaciónes y el respeto de los derechos civiles.

Creemos que todos los hombres y las mujeres son iguales y que todos deben tener las mismas oportunidades, ya que con el desarrollo de sus capacidades y sus diferencias pueden enriquecer la comunidad. Pero hoy vemos imponen muchos tipos de discriminaciónes, especialmente contra las mujeres y contra los inmigrantes, sino también contra las personas con discapacidad; hay discriminaciónes conexas con el origen geográfico, la religión, la orientación sexual. Estas diferencias sirven para crear divisiones entre nosotros a lo largo de las cuales siguen dominando y explotarnos. Queremos el fin inmediato de estas discriminaciónes, queremos luchar contra el sexismo y el racismo, tanto en la legislación como en la sociedad, tanto en el interior de las casas cuanto en los puestos de trabajo, para lograr la unidad de todos los explotados.

 

10. Queremos la paz y la hermandad entre los pueblos.

 

Creemos en la paz entre los pueblos, creemos que la única guerra que hay que combatir sea la de los explotados contra sus explotadores. Pero hoy en día vivimos en un constante estado de guerra: los conflictos van en aumento, ya que las víctimas y los refugiados. Estas guerras se hacen mediante la explotación de los pueblos, sólo para proteger los intereses de los poderosos. Para hacer estas guerras, el Estado gasta nuestro dinero, la cual pudiera dirigirse al bienestar colectivo. Queremos poner fin a la guerra, la retirada de la NATO y la abolición del gasto militar, la desmilitarización de los territorios, el fin de la servidumbre militar. Pero sabemos que sin justicia no hay paz, por lo que queremos desarrollar una verdadera solidaridad internacional, y apoyar las luchas por la autodeterminación de las personas está oprimida (los Palestinos, los Kurdos, los Vascos, etc.). Queremos que todos los pueblos del mundo tengan el poder de expresarse en su tierra, y sobre los grandes problemas del planeta.

Calendario

LE ATTIVITÀ RIPRENDERANNO A SETTEMBRE!
SCARICA IL CALENDARIO

July 2018
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
1
2
3
4
5
6
7
8
9
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Potere al Popolo!

Sito di"Potere al Popolo!"

#indietrononsitorna

Come si finanzia una struttura grande e piena di attività come l’Ex OPG?

Supporta l'ex opg

Abbiamo messo per iscritto le idee che stanno alla base del nostro progetto, e tutti i modi in cui si può dare una mano.

Come partecipare

Ecco la nostra dichiarazione di intenti, il nostro programma

Cosa crediamo, cosa vogliamo

Verità e Gustizia per Ibrahim Manneh. Vittima di razzismo e malasanità

Verità e giustizia per Ibra!

Seguici su facebook

Seguici su twitter

CookiesAccept

NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it. Learn more

I understand